La mitad de los seres humanos serán desplazados por la tecnología

El 45% de los empleos actuales en el mercado se automatizarán en los siguientes 10 años; de acuerdo a datos del World Economic Forum. Para 2025 –en comparación con el 29% actual– más de la mitad de todas las tareas actuales en el lugar de trabajo serán realizadas por máquinas.

Dicha transformación tendrá un efecto profundo en la fuerza de trabajo global; sin embargo, respecto a las cifras de generación de empleos, las perspectivas son positivas: se espera que se creen 133 millones de nuevos puestos de trabajo para 2022, en contraste con los 75 millones que serán desplazados.

Las habilidades administrativas se volverán obsoletas

Las funciones administrativas se automatizarán. Un estudio reciente de PWC estimó que la proporción de empleos con alto riesgo de automatización será de aproximadamente el 20% para fines de 2020 y el 30% para mediados de 2030.

Estos cambios podrían implicar que empleados de todo el mundo tendrían que prepararse para compartir el espacio con robots, como colegas, o aprender nuevas habilidades a medida que los robots asuman las tareas más repetitivas o peligrosas. En previsión de lo anterior, se ha presentado un escenario dividido en tres olas:

  • Ola 1 – Ola algorítmica (a principios de 2020): caracterizada por la automatización de tareas computacionales simples y análisis de datos estructurados, lo cual afectaría a sectores basados en data así como servicios financieros.
  • Ola 2 – Ola de aumento (a finales de 2020): interacción dinámica con tecnología para apoyo administrativo y toma de decisiones; también incluye tareas robóticas en entornos semicontrolados, como mover objetos en almacenes.
  • Ola 3 – Ola autónoma (hasta mediados de 2030): automatización del trabajo físico y destreza manual, así como la resolución de problemas en situaciones dinámicas del mundo real que requieren acciones de respuesta –como en el transporte y la construcción.

¿Cuáles serán los empleos que quedarán en desuso?

Los empleos más cercanos a la administración, colección y procesamiento de datos. En cambio, los trabajos creativos –basados en el razonamiento, creación y toma de decisiones– serán los menos afectados por la automatización. Por lo mismo, una de las grandes apuestas de la década es actualizarse en las industrias creativas.

En su libro ¡Sálvense quien pueda!, Andrés Oppenheimer menciona un estudio de la Universidad de Oxford de 2013 en donde se predijo que el 47% de los empleos corren el riesgo de automatizarse o volverse obsoletos debido a los avances tecnológicos y el crecimiento de los productos y servicios en línea que están por venir en los próximos veinte años. Oppenheimer piensa que la tecnología no necesariamente creará un desempleo masivo, sino que, mas bien, cambiará drásticamente la definición de lo que hoy concebimos como un “empleo”.

Otros estudios del Banco Mundial estimaron que la pérdida de empleos en países emergentes como China y México será aún mayor debido a su dependencia en fábricas manufactureras cuyos trabajadores pueden ser fácilmente reemplazados por robots.

Además de los trabajadores de las fábricas, los meseros de restaurantes, conserjes de hoteles, banqueros, contadores, médicos, abogados, periodistas y casi todos los demás profesionales corren el riesgo de perder sus empleos o ver caer sus salarios. De acuerdo con la consultora McKinsey, al menos un 30% de las tareas podrán automatizarse en el 60% de las ocupaciones.

¿Qué es la Economía creativa?

El término “industrias creativas” se aplica a un conjunto productivo muy amplio que incluye los bienes y servicios que producen las industrias culturales; así como aquellas que dependen de la innovación, haciendo uso de numerosos tipos de investigación y desarrollo de software.

De acuerdo al británico John Howkins, citado en el libro del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) titulado La economía naranja, una oportunidad infinita, publicado en 2013, expresa que la Economía creativa comprende los sectores en los que el valor de los bienes y servicios se fundamenta en la propiedad intelectual: arquitectura, artes visuales y escénicas, artesanías, cine, diseño, editorial, investigación y desarrollo, juegos y juguetes, moda, música, publicidad, software, TV y radio, y videojuegos. Más allá de la discusión conceptual, el crecimiento del sector ha sido constante y sostenido. Se estima que la industria cultural y creativa representa el 3% del PIB mundial.

Para el World Economic Forum, la Economía creativa –habitualmente referida a aquella basada en sectores cuyo insumo principal es el talento– ha probado ser muy resiliente en tiempos de crisis, creciendo siempre a una velocidad mayor que la del resto de los diferentes sectores de la economía regional. Latinoamérica está en una posición privilegiada para aprovechar el futuro promisorio de la Economía creativa global.

México es una potencia en Economía creativa. De acuerdo con el informe sobre Economía creativa 2010 de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo y el Programa de la ONU para el Desarrollo, México poseía 1.3% del mercado mundial en industrias de música, videojuegos, libros, televisión y cine. Lo anterior posiciona a México como la primera Economía creativa de América Latina y la número 18 en el mundo, debido al valor de sus exportaciones.

El primer presidente de la Economía creativa

La “economía naranja” es un término que se ha popularizado en Colombia desde la entrada al escenario político del actual presidente Iván Duque. Ésta es una idea que entiende y defiende a las industrias creativas y a la cultura como motores de desarrollo.

La “economía naranja”, como también se le llama a la Economía creativa, es tan importante en el plan de gobierno de Duque que le dio un espacio en su discurso de toma de posesión el 7 de agosto de 2018: “Nos la vamos a jugar para que este país tenga la posibilidad de ver en los emprendedores tecnológicos unos nuevos protagonistas del progreso. Que el internet de las cosas, que la robótica, que la impresión en 3D, empiecen a hacer de Colombia ese centro de innovación que tanto nos merecemos”.

Según un informe de 2017 de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad) sobre economía de la información, “la producción mundial de bienes y servicios TIC representa alrededor del 6,5% del PIB mundial” y el sector de servicios TIC emplea a unas 100 millones de personas en todo el mundo.

En la actualidad, se estima que las industrias creativas del país generan casi un millón de empleos directos e indirectos y representan el 3.4 % del PIB colombiano, superando a otros sectores. La meta para 2022 es que el cine, la literatura, las artes visuales, el turismo cultural y el desarrollo de software, entre otros temas “naranja”, aporten cerca del 6% del PIB.

Reino Unido: el líder en industria creativa

Reino Unido es uno de los países más avanzados en temas de industrias creativas pues existen 4.5 millones de freelancers –15% de la fuerza laboral– de acuerdo a datos de la Office for National Statistics (ONS). Esto ha creado un entorno de vanguardia, aprendizaje constante (sobre todo de soft skills), innovación, competitividad y disrupción acelerada de mayor calidad que al interior de la fuerza laboral de las compañías. Los empleados tradicionales difícilmente pueden sostener el ritmo debido al grado de adaptabilidad que poseen los profesionistas independientes. Es tal el grado de revolución que han creado que se estima que, para 2030, se creen 900,000 nuevos trabajos en la industria creativa tan solo en Reino Unido.

James Manyika, uno de los directores del área de investigación de la consultora McKinsey, argumenta que los mercados digitales para autónomos podrían ayudar a encontrar trabajo a entre el 30% y el 45% de la población mundial en edad de trabajar –aproximadamente 200 millones de personas– y que actualmente no laboran, están en el paro o trabajan a tiempo parcial. Leer investigación.

En Estados Unidos el porcentaje de autónomos es mucho mayor pues actualmente representan el 36% de la fuerza de trabajo. Es innegable que su presencia seguirá creciendo en todas las economías pues habrá una adopción a gran escala de freelancers por parte de las empresas que buscan llenar vacíos de talento cada vez más evidentes y cada vez más necesarios. Leer artículo.

Si ya estudié una licenciatura, ¿ahora qué necesito?

Lo que necesitas son soft skills. Recientemente, LinkedIn publicó un artículo con las habilidades necesarias que los profesionistas necesitan desarrollar tomando en cuenta 50,000 habilidades profesionales en el mundo.

El énfasis principal recae en las habilidades blandas, las cuales se consideran como una de las mejores inversiones que puede hacer un profesionista en su carrera, ya que son precisamente el tipo de destrezas que los robots no pueden automatizar pero que sí pueden maximizar los conocimientos que ya se poseen (hard skills). Dichas habilidades son:

  • Creatividad
  • Persuasión
  • Colaboración
  • Adaptabilidad
  • Gestión del tiempo
  • Cloud Computing
  • Inteligencia artificial
  • Razonamiento analítico
  • Gestión de personas
  • Diseño UX

Casi el 50% de los recién egresados en México ganan menos de $8 mil pesos al mes

Para apuntar al futuro primero necesitamos entender el presente del trabajo. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Egresados 2018 (ENE) del World Economic Forum, el 46% de aquellos que recientemente terminaron sus estudios universitarios y se encuentran trabajando en su primer empleo perciben sólo entre $3,000 y $8,000 pesos mensuales.

Por otra parte, cuando se trata de expectativas salariales de su primera experiencia laboral como profesionistas, casi la mitad de los egresados (49%) afirma que su salario es mucho menor a las expectativas que tenían al terminar sus estudios. Mientras tanto, sólo el 12% considera que su ingreso laboral es superior a lo que esperaba y el 39% afirma que ese sueldo era exactamente lo que imaginaba ganar tras graduarse. De acuerdo con datos de ManpowerGroup, el 46% de las personas que están desempleadas en México cuentan con estudios de educación media y superior.

¿Te preocupa este dato? La razón es que las personas no están entendiendo qué es actualmente el trabajo. Esko Kilp tiene una aproximación importante: “El trabajo siempre conlleva resolver los problemas de los demás.” Revisa las 10 compañías más importantes del planeta de acuerdo al estudio Brandz de Kantar Millward Brown:

¿Qué tienen en común las 10 compañías más importantes? Al menos 9 de las 10 son compañías basadas en la innovación, la creatividad, la tecnología y que encontraron la forma de solucionar un problema para alguien más.

Tu apuesta más importante: el ámbito STEM

De acuerdo con ManpowerGroup, 50% de los empleadores en México tienen problemas para encontrar talento en tiempo y forma. En el 17% de los casos el problema recae en que los solicitantes carecen de las habilidades técnicas necesarias. Esto se debe a que 78% de los estudiantes mexicanos de 18 años no están interesados en la ciencia y que el 50% de los egresados eligen entre 9 carreras; de éstas, sólo una –ingeniería industrial– está relacionada con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés), es decir, las que fomentan las habilidades más demandadas en el mercado. Lo anterior se refleja en el hecho de que 8 de cada 10 de los empleos mejor pagados son del ámbito STEM.

Con el fin de prepararte para afrontar la Revolución 4.0, necesitas tener las capacidades para encontrar soluciones a problemas que aún ignoramos, ya que ocuparán el 65% de los empleos del futuro que hoy desconocemos. En 20 años el 80% de los empleos serán en el ámbito STEM. Leer estudio completo.

Los empleos en los sectores STEM dominan la lista de profesiones proyectadas con mayor crecimiento de aquí al 2022 elaborada por el Departamento del Empleo de Estados Unidos. De entre las 580 profesiones contempladas, las relacionadas con el ámbito STEM representan 14 de las 35 profesiones de más rápido crecimiento. Leer estudio completo.

Para Rebeca Grynspan, gran parte de los nuevos empleos vendrán no solo de las STEM, sino también de los servicios: la salud, la educación, los cuidados, el entretenimiento y las industrias creativas. Estos son trabajos insustituibles que darán un salto cualitativo hacia la economía digital. Leer estudio completo.

Las ciudades más creativas del mundo

Según un informe elaborado por Adobe, la inversión en creatividad tiene numerosos beneficios, desde una mejor competitividad hasta mejores niveles de ingresos. De hecho, el informe ha revelado que los creativos tienden a ganar un 13% más que los no creativos.

Japón ha sido clasificado como el país más creativo del mundo, por encima de Estados Unidos y Francia. La capital japonesa también ha sido considerada como la ciudad más creativa del mundo. El 34% de las personas encuestadas señalaron que Tokio era el centro global de la creatividad, por encima de Nueva York (23%) y de París (14%). Incluso San Francisco, conocida por su innovación tecnológica, se ganó solo el 7% de los votos.

Las personas que tienen ideas –las personas que poseen ideas– son ahora más poderosas que las personas que trabajan con las máquinas y, en muchos casos, son incluso más poderosas que los dueños de las máquinas mismas.

*John Howkins, The Creative Economy: How People Make Money from Ideas.